Es el grupo en el que se encuentran los alimentos peor calificados. Cubre requerimientos nutricionales indispensables, pero está pensado únicamente para que el perro satisfaga su apetito